a. Texto breve

“Si es breve, es más probable que se use” son las palabras que Steve Krug utiliza para referirse a su libro No me hagas pensar.

En el capítulo Nuestro contenido de esta Guía Web se incluye un enlace que expone sobre el porcentaje de lectura de los usuarios. Cuando ingresamos a un sitio disminuimos exponencialmente nuestra atención en el contenido si es que la página que tenemos delante de nosotros supera las 200 palabras.

Por esta misma razón la tercera norma de usabilidad de Steve Krug indica que debemos omitir las palabras innecesarias. “La escritura vigorosa es concisa. Una frase no debe tener palabras innecesarias y un párrafo debe omitir las frases superfluas…”.

Jakob Nielsen indica que un largo artículo podría contener más información, pero si se toma demasiado tiempo para leer, los usuarios abandonarán el sitio web y leerán más fácil las piezas cortas en otros lugares.

Si logramos identificar y eliminar las palabras que ocupan espacio y que no se van a leer, reduciremos el nivel de ruido visual de la página, y realzaremos el contenido verdaderamente práctico.

Lo innecesario según Krug

Las escrituras deseables de eliminar son los discursos innecesarios y las instrucciones.

El discurso innecesario es el texto preliminar o introducción, que nos da la bienvenida al sitio y nos dice lo fantástico que es y nos explica lo que vamos a ver en la sección que acabamos de entrar. "Carece de información práctica y está enfocado al elogio de lo buenos que somos en lugar de definir qué nos hace tan buenos… El discurso innecesario es una pequeña charla (de contenido libre y, fundamentalmente, expansivo y afable), pero que el usuario, normalmente, carece de tiempo para leerlo: prefiere ir directamente al grano". 

Se debe eliminar completamente toda instrucción y ponerlo todo claro, hacerlo de fácil comprensión o, al menos, lo más aproximado posible. Si las instrucciones son absolutamente necesarias, redúzcanlas a lo estrictamente esencial.

Enlaces relacionados