a. Contenido apropiado

El contenido, primero, debe satisfacer los objetivos del usuario considerando sus necesidades y contexto. Y segundo, debe corresponder a los objetivos que los creadores del sitio se hayan propuesto. Esto también implica reconocer las capacidades que tiene el equipo editor para crear y mantener el contenido acorde a sus planes institucionales, comprendiendo los esfuerzos que necesitan para la administración.

En definitiva, un contenido apropiado es el esfuerzo editorial por crear un contenido acorde a los objetivo de la institución, pero que no perjudique a los lectores. Si ellos no visitan el sitio o las páginas, perjudica los intereses de la institución.